Geopolìtica de Israel y Palestina

Por Damián Jacubovich
Algunos lo llaman el regalo de navidad del 2016, la despedida de Barak Obama a B hacia su enemigo íntimo B Netanyahu. A través del entonces ex presidentes Obama, a días de dejar el cargo en favor de su sucesor Donald Trump, Estados permitió que por primera vez, el Consejo de Seguridad de la Onu, condenara las colonizaciones ilegales de Israel en Palestina. Recordemos que el Consejo de Defensa de la ONU esta constituido por los 5 países más poderosos del mundo Estados Unidos +  China + Rusia + Reino Unido + Francia.Antecedentes Resolución 242[editar] Adoptada por unanimidad en el Consejo de Seguridad el 22 de noviembre de 1967, seis meses después de la guerra de los seis días, la resolución exige “la retirada del ejército israelí de territorios ocupados durante el reciente conflicto” y el “respeto y reconocimiento de la soberanía y la integridad territorial y la independencia política de cada Estado de la región, y su derecho a vivir en paz en el interior de fronteras reconocidas y seguras, al abrigo de amenazas y actos de fuerza”. Luego que Estados Unidos se abstuviera de votar, 14 países miembros del bloque apoyaron exigir a Israel que ponga fin a su expansión territorial de forma “inmediata” 23 de diciembre de 201.
Análisis conflicto Israel Palestina por Damián Jacubovich
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución contra los asentamientos israelíes La postura estadounidense supone un paso importante por parte del presidente saliente, Barack Obama, que en los últimos meses ha endurecido el tono contra los asentamientos. Su sucesor, Donald Trump, había pedido a Obama que vetase la resolución. Sin embargo, cuatro miembros no permanentes del Consejo de Seguridad –Venezuela, Nueva Zelanda, Malasia y Senegal– retomaron el documento y forzaron su voto este viernes. El embajador malayo, Dato' Ramlan Ibrahim, explicó antes de la votación que los cuatro países consideraban importante "aprovechar la oportunidad" y el "creciente consenso" en el seno del Consejo. La resolución aprobada este viernes exige a Israel el cese de su política de asentamientos en territorios palestinos, incluido Jerusalén Oriental, e insiste en que la solución al conflicto de Oriente Medio pasa por la creación de un Estado palestino que conviva junto a Israel. Sin embargo, según el texto, esa vía está en peligro por la expansión de las colonias, que está llevando a una "realidad de un Estado". El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (Reuters) El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (Reuters) Según la resolución, los asentamientos "constituyen una flagrante violación de la ley internacional y un gran obstáculo para conseguir una solución de dos Estados, así como una paz justa, duradera y completa". Además, el Consejo de Seguridad reitera que no reconocerá ningún cambio a las líneas trazadas en 1967 a no ser que sea acordado por las dos partes a través de negociaciones. Así, condena "todas las medidas destinadas a alterar la composición demográfica, carácter y estatus del territorio palestino ocupado desde 1967, incluido Jerusalén Este", entre las que señala los asentamientos, la confiscación de tierras y las demoliciones de viviendas palestinas. Al mismo tiempo, el máximo órgano de decisión de la ONU demanda medidas para prevenir "todos los actos de violencia contra civiles, incluidos actos de terrorismo, así como todos los actos de provocación y destrucción" y condena la incitación y el discurso del odio. Varios miembros del Consejo de Seguridad defendieron que se trata de una resolución equilibrada y que, básicamente, se limita a reiterar una postura que defiende la ONU y la práctica totalidad de la comunidad internacional. La resolución es la primera sobre el conflicto de Oriente Medio que el Consejo aprueba desde 2009. Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU La Resolución 2334 fue adoptada por el Consejo de Seguridad el 23 de diciembre de 2016, la cual se pronunció reafirmando «que el establecimiento de asentamientos por parte de Israel en el territorio palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, no tiene validez legal» y «expresando grave preocupación por el hecho de que la continuación de las actividades de asentamiento israelíes están poniendo en peligro la viabilidad de la solución biestatal basada en las fronteras de 1967». 

Damián Jacubovich es analista internacional y geopolitólogo especialista en conflictos armados