Geopolítica de Corea del Norte y Corea del Sur



Por Damián Jacubovich, analista internacional y geopolitólogo

El conflicto que ha dividido las dos Coreas lleva ya más de 6 décadas. Si bien oficialmente ambos países han declarado siempre el deseo de reunificarse, la desconfianza de una y otra parte marca el paso: del lado de Corea del Norte porque la reunificación podría cuestionar su existencia misma y del lado de Corea del Sur, el costo de la reunificación podría resultar gigantesco teniendo en cuenta la diferencia económica entre ambos países. 
La actualidad marca una escalada importante de las tensiones geopolíticas en la península de Corea; la imprevisibilidad, de alguna manera, es la palabra que podría resumir la situación de esta región del planeta.
Los orígenes de la división de Corea se remonta a 1948 cuando la Unión Soviética y Estados Unidos acordaron dividir la península por el paralelo 38, el norte (Corea del Norte) quedó ocupado por tropas soviéticas y el sur (Corea del Sur) por tropas estadounidenses.
En la actualidad, por el lado de Corea del Norte, las llamadas “provocaciones militares” por parte del régimen de Pyongyang (capital de Corea del Norte) se repiten periódicamente mediante lanzamientos de misiles en la zona, preocupando no solamente a sus vecinos sino a toda la comunidad internacional en general, teniendo en cuenta la probada capacidad nuclear que  gobierno de Kim Jong-un  (máxima autoridad de Corea del Norte)  posee.
Por el lado de Corea del Sur, luego de meses de un vacío de poder provocado por el tsunami político ocasionado por el destape de un escandaloso caso de corrupción que culminó con la detención y destitución fulminante de la ex presidente Park Geun-Hye; el 10 de mayo del 2017 asumió el nuevo presidente Moon Jae-in, surgido del campo demócrata poniendo fin a 10 años de gobierno conservador. Al menos durante la campaña, el flamante presidente aseguró querer reanudar el diálogo con Corea del Norte, habrá que ver entonces que indican los acontecimientos. Finalmente cabe mencionar que en parte de la población de Corea del Sur, el sentimiento anti estadounidense se acrecenta debido a la reciente instalación en el país del escudo THAAD y la numerosa presencia de militares estadounidenses en el país (sumando Japón y Corea del Sur, estos dos países representan la porción del planeta en donde Estados Unidos cuenta con la mayor cantidad de efectivos militares en el extranjero).  
Por el lado de los Estados Unidos, pese a las promesas de campañas de Donald Trump de lanzar un diálogo bilateral con el régimen de Corea del Norte en pos de solucionar esta longeva disputa, hasta el día de hoy, el gobierno “trumpeano” se ha caracterizado por una diplomacia coercitiva hacia el régimen de Corea del Norte que no ha hecho más que aumentar las tensiones. Cabe mencionar que el hecho de que Estados Unidos haya iniciado la implementación del escudo antimisiles Thaad en Corea del Sur, tampoco ha ayudado a mejorar las relaciones ni con el régimen de Pyongyang ni con China, preocupado por la presencia militar de la superpotencia estadounidense en la zona de Asia Pacífico y más precisamente en la Península de Corea.
Efectivamente, en esta zona caliente de la geopolítica mundial, lo menos que se puede indicar, es que los principales actores involucrados conllevan intereses y preocupaciones diversas a la hora de buscar y lograr una largamente esperada salida pacífica a este conflicto que opone las dos Coreas.
  
¿Es posible una intervención militar estadounidense en Corea del norte?
Respecto a esta pregunta que se hacen numerosos internautas, la respuesta no es sencilla. Desde el año 2003, año en que Corea del Norte se retira del Tratado de No Proliferación Nuclear, ha existido un especie de "juego de roles" geopolíticos que consistía en que Corea del Norte efectuaba algún tipo de provocación militar y Occidente solía limitarse a proclamar "¡qué barbaridad!". De esta manera Corea del Norte solía conseguir algún tipo de mejoras en lo que respectaba su aislamiento geopolítico. La obra se repetía periodicamente sin grandes cambios hasta hoy. Con la llegada de Trump al poder, la ecuación ha tenido un elemento novedoso que es el "factor impredescible y emocional" que constituye el actual presidente norteamericano. De ahí que resulte muy dificil cualquier tipo de vaticinio al respecto, y más tratándose de  la geopolítica. Aún así, todo parece indicar que el gobierno estadounidense tiene muy claro, que ninguna acción militar contra Corea del Norte puede realizarse sin el acuerdo de China, sin dejar de mencionar, que una pieza movida precipitadamente en este tablero podría desencadenar una tercera guerra mundial, y dado el grado armamentístico del planeta, la destrucción del mismo.

Bibliografía de consulta

POMMERAT Joel, La réunification des deux corées, ed Actes-Sud-Papiers, 2013
MALOVIC Dorian, Corea del Norte en 100 preguntas, ed Tallandier, 2016.

Sitios internet consultados
BBC Mundo, Cómo es el Thaad, el poderoso sistema antimisiles de Estados Unidos que ya está operativo en Corea del Sur y por qué causa tanta polémica, 02/05/2017 : http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-39195545



No hay comentarios: